Fenómeno

Un fragmento:

En ocasiones llueven varillas desde lo alto de este cielo, es un sueño, quizá. Jamás habría imaginado que llovería acero desde el cielo. A veces quiero tomar las puntas de esas varillas y traer conmigo a este infierno a quien quiera que las entierre. Hijos de puta, pienso, ni aquí en la soledad de esta prisión me dejan descansar. No me gusta escuchar que la gente llora. No puedo arrepentirme de haber nacido, de ser un hijo de puta. Mierda y sangre. Soy un temporal, una máquina, un hijo de mi puta madre. Soy un fenómeno que se destroza a sí mismo. Me traicionaron… te extraño, mamá, jamás deseé empuñar ninguna pistola, ningún rifle, ningún machete. Siempre fui tu niño, pero no estuviste ahí para salvarme. No te culpo, pero aquel día podrías haber dejado el espejo, dejar de verte y amarte en ese espejo. Hablabas con él en lugar de hablar conmigo. Por eso le contaba a mi sombra mis secretos, para que luego ella me contara los suyos. Era impresionante, mamá, cuando mi sombra me contaba los secretos de la tierra y los charcos, después me contaba los secretos de la sangre y de los muertos. Y ahora, aquí, abandonado en este agujero, siento que me arrepiento de todo. Me arrepiento de la luz de la mañana, de la luz que me baña, me arrepiento de no saber qué es Dios, me arrepiento del silencio de los caminos. Me arrepiento del mar, de ver el mar, de oler el mar, de sentir el mar. Me arrepiento de las palabras que se intercalan con el tiempo creando el discurso del amor y el odio. Mamá: me sale humo desde la profundidad de las tripas. Creo que me voy a quemar, pero eso no puede ocurrir. Si eso pasa, me iré corriendo lejos, moviendo los pies en el aire. Oye… ¿me escuchas? ¿Esta es una tumba o una celda, una prisión? ¿Dónde estamos y por qué no me hablas más? ¿Es un sepulcro verdad? ¿A qué hora nos quitaron la vida? ¿Dónde está mi sombra? En el nombre del padre, del hijo, del espíritu santo, no me sé el resto, mamá, nunca me enseñaste a rezar. Me falta el aire, quiero saber mi nombre… no podría morirme sin saberlo.